Saltar al contenido

Compost

Te gustaría saber porqué el compost es el abono orgánico más utilizado? Te descubrimos todas las ventajas en este artículo!

¿Qué es el compost?

Es un abono natural de gran calidad que se obtiene a partir de la materia orgánica mediante un proceso llamado compostaje, en el que dicha materia es degradada en presencia de oxígeno por los microorganismos.

¿Para qué y dónde se usa el compost?

Se emplea para fertilizar el sustrato. Gracias a su rica composición es un excelente abono para las plantas, ya que enriquece el suelo con todos los nutrientes que estas necesitan, y es ideal para jardines y huertos.

¿Qué beneficios tiene el compost?

Tiene efectos positivos sobre el suelo, ya que favorece la aireación y el control de la humedad. Además, al ser orgánico, está libre de sustancias perjudiciales y regenera el sustrato sin desequilibrar su ecosistema. También contribuye a la mejor salud de las plantas por su acción fungicida y bactericida natural. Por otra parte, elaborar tu propio compost te permite reducir y aprovechar tus residuos y te ayuda a ahorrar dinero, ya que no necesitas comprarlo.

Compostador
Compostador casero

¿Qué materiales se usan para hacerlo?

Para un buen abono natural necesitas diferentes tipos de residuos orgánicos, cuanto más variados mejor. Son comunes:

  • Restos de siega, hojas tiernas, maleza joven, que se descomponen rápidamente.
  • Frutas, verduras, posos de café, bolsitas de infusión o paja, que tardan más en descomponerse.
  • Materiales de descomposición muy lenta: cáscaras de huevo, serrín, ramas, lana, plumas, huesos de fruta…
  • También puedes usar cartones, envases de papel y periódicos (en pocas cantidades).

Evita usar pescados, carnes, lácteos, pan, grasas, pañales usados, tejidos sintéticos, revistas y heces de animales domésticos. Para el compostaje necesitas un compostador. En abonoorganico.com tenemos una gran variedad en compostadores de primera calidad, pero si no quieres comprarlo, también puedes crear tu compostador casero en cajas de fruta o palés. La idea es que dispongas de un recipiente ventilado donde la materia orgánica se vaya descomponiendo.